VIGILIA DEL 20 DE MAYO

Marcos Concha Valencia

La Esmeralda y la Covadonga vigilaban y bloqueaban el puerto de Iquique, su misión era mantenerlo mientras la Escuadra navegaba al Callao en busca del enemigo para vencerlo.

Prat le había expresado a su jefe: “Si entra el Huáscar, lo abordo”. En los cuatro días siguientes al zarpe de la escuadra se había encargado de infundir su determinación a su gente, y ellos habían asumido el peligro de enfrentar al Huáscar y a la Independencia.

El martes 20 en la mañana, Prat abrió el sobre que le dejó Williams Rebolledo con las instrucciones del cumplimiento de su misión: mantener el bloqueo de Iquique. Un puerto que contaba con una población de 25.000 habitantes con una actividad comercial avalada por cinco bancos y donde se hacían los principales embarcos de exportación del salitre. No se permitían arribos de naves para carga y descarga, el tren y las salitreras estaban paralizados.

Aquel atardecer, ya en el descanso después de los ejercicios de combate del día, las tripulaciones tuvieron tiempo de recordar a sus seres queridos, habían recibido sus cartas y despachado sus respuestas. Una luna nueva se ponía en el horizonte, seguida del lucero de la víspera. El mar acunaba a los buques meciéndolos, los marineros afilaban sus cuchillos de maniobra y asalto, limpiaban sus fusiles y repetían su funcionamiento, pensando en el posible desigual combate. Colgaron sus coyes y se durmieron rezando por el milagro de una victoria o la honrosa muerte por la Patria.

La heredera de las Glorias Navales, la Armada de Chile cultiva las tradiciones y establece una vigilia en los buques para recordar aquella de los héroes. En ella los oficiales velan sus espadas ante una imagen o busto de Prat, recuerdan la Gesta del Héroe Inmortal, su vida, sus amores, sus virtudes, como una liturgia o ritual.  Las virtudes se alimentan con la reflexión y la admiración de los hechos heroicos. De allí que, no hay duda que la arenga de Prat perdurará por siempre en la Armada, y todas las tripulaciones de hoy y el futuro renovarán su juramento de dar la vida por la Patria, juramento que asegurará la victoria en la guerra.

Marcos Concha Valencia

Asociación Gremial de Oficiales de la Armada en Retiro - ASOFAR AG
Esmeralda 1074 - Oficina 401. Valparaíso | Fono:(56-32)2254314