CARTAS AL DIRECTOR

Adolfo Paúl Latorre

Viña del Mar, 19 de mayo de 2020.

PROHIBICIÓN A LOS MAYORES DE 75

Señor Director:

En lugar de prohibirle a los mayores de 75 años salir de sus casas —esté o no su domicilio en una zona de confinamiento total— me parece más razonable una campaña comunicacional que apele a la responsabilidad personal. En dicha campaña se debería informar sobre el desarrollo de la enfermedad, las formas de contagio y como evitarlo; campaña que debería incluir un video como el hecho por la Armada de Chile, de un minuto de duración, en el que bajo la consigna ¡quédate en casa!, se explica cómo la enfermedad comienza con una fiebre y termina con una muerte en soledad.

Dicho video describe los síntomas que presentan los infectados con Covid-19 y el duro proceso de curación de la enfermedad. En él, varios miembros de la Institución señalan: "Cuando te enfermes de coronavirus, es muy probable que tengas fiebre y que no sea una gripe común. Vas a respirar despacio, como si te hubieran puesto una esponja en la nariz. Cuando trates de llenar los pulmones al inhalar vas a sentir que te falta el aire y eso te asustará. Vas a toser mucho, tanto que te vas a cansar hasta casi desmayarte. Te dolerá la espalda, el pecho y los brazos; tratarás de tomar aire y no podrás. Entonces te pondrán oxígeno, el cual te va a quemar la entrada de la nariz y dolerá aun más. Y si no puedes superarlo, vendrá otro doctor y te pondrá un tubo en la garganta. Te conectarán a un respirador artificial; es molesto y no podrás comer ni hablar. Estarás en una habitación cerrada, sin ver a tus padres, hermanos o hijos que tanto amas; porque los vas a enfermar de lo mismo que te está matando a ti. Te vas a sentir tan solo que empezarás a llorar y tendrás miedo de morir. Ahí es cuando vas a entender por qué te decían: ¡quédate en casa!”.

             Atentamente le saluda.

                                                                    Adolfo Paúl Latorre

                                                                           Abogado

Viña del Mar, 18 de mayo de 2020.

¡Quédate en casa!

Señor Director:

La imposición de cuarentenas es una medida efectiva para reducir la propagación del coronavirus, pero acarrea graves consecuencias económicas y psicológicas.

A mi juicio, más eficaz sería una campaña de difusión masiva en la que se informe, directamente y con crudeza, sobre el desarrollo de la enfermedad; campaña que debería incluir un video como el hecho por la Armada de Chile, de un minuto de duración, en el que bajo la consigna ¡quédate en casa!, se explica cómo la enfermedad comienza con una fiebre y termina con una muerte en soledad.

Dicho video describe los síntomas que presentan los infectados con Covid-19 y el duro proceso de curación de la enfermedad. En él, varios miembros de la Institución señalan: "Cuando te enfermes de coronavirus, es muy probable que tengas fiebre y que no sea una gripe común. Vas a respirar despacio, como si te hubieran puesto una esponja en la nariz. Cuando trates de llenar los pulmones al inhalar vas a sentir que te falta el aire y eso te asustará. Vas a toser mucho, tanto que te vas a cansar hasta casi desmayarte. Te dolerá la espalda, el pecho y los brazos; tratarás de tomar aire y no podrás. Entonces te pondrán oxígeno, el cual te va a quemar la entrada de la nariz y dolerá aun más. Y si no puedes superarlo, vendrá otro doctor y te pondrá un tubo en la garganta. Te conectarán a un respirador artificial; es molesto y no podrás comer ni hablar. Estarás en una habitación cerrada, sin ver a tus padres, hermanos o hijos que tanto amas; porque los vas a enfermar de lo mismo que te está matando a ti. Te vas a sentir tan solo que empezarás a llorar y tendrás miedo de morir. Ahí es cuando vas a entender por qué te decían: ¡quédate en casa!”.

                     Atentamente le saluda.

                                                                 Adolfo Paúl Latorre

                                                                        Abogado

Viña del Mar, 17 de mayo de 2020.

Hacia dónde apunta la flecha DC

Señor Director:

En el artículo publicado el domingo 17 en El Mercurio de Santiago, titulado “Hacia dónde apuntar la flecha DC”, su autor se refiere al eterno debate que vuelve a sacudir al partido Demócrata Cristiano.

Al respecto cabría comentar que el gran problema que históricamente ha afectado a ese Partido es la pugna entre dos posiciones antagónicas que coexisten en su seno: una inspirada en la doctrina socialcristiana y otra que pretende construir una sociedad socialista. Esta última es la que normalmente ha prevalecido, razón por la que la democracia cristiana va o ha ido en un mismo carro con socialistas y comunistas.

                          Atentamente le saluda.

Adolfo Paúl Latorre

Abogado

Viña del Mar, 17 de mayo de 2020.

Impuesto al patrimonio

Señor Director:

El partido Demócrata Cristiano ha propuesto una nueva reforma tributaria, que pueda “abrir paso a un impuesto al patrimonio y a la reforma profunda del impuesto a las herencias”.

A fin de satisfacer este y otros objetivos, propios de una doctrina socialista, dicho Partido promueve el cambio de la Constitución Política de la República, puesto que la actual permite establecer tributos en proporción a las rentas, pero no al patrimonio.

                          Atentamente le saluda.

Adolfo Paúl Latorre

 

Abogado

Asociación Gremial de Oficiales de la Armada en Retiro - ASOFAR AG
Esmeralda 1074 - Oficina 401. Valparaíso | Fono:(56-32)2254314