TENIENTE 1° DON FRANCISCO SEGUNDO SÁNCHEZ ALVARADEJO, UN HÉROE OLVIDADO

Mario Mateluna Morales

Oficial del área de telecomunicaciones. Ingresó a la Escuela de Grumetes el año 1973 y dejó el servicio activo el 1 de enero de 2013, cumpliendo 40 años de servicio: 20 como Gente de Mar y 20 como Oficial de la Armada. Actualmente  efectúa asesorías profesionales y realiza aportes en Asociaciones, Fundaciones y Movimientos sin fines de lucro.

 

TENIENTE 1° DON FRANCISCO SEGUNDO SÁNCHEZ ALVARADEJO, UN HÉROE OLVIDADO

Hace unos días, el Capitán de Navío en retiro Don Federico Jara, subió al grupo de WathsApp que compartimos, un escrito del también Oficial de la Armada en retiro, Capitán de Fragata Don Patricio Herrera López, titulado “FRANCISCO SEGUNDO SÁNCHEZ ALVARADEJO, ENIGMA HISTÓRICO”, que fue el trabajo de ingreso como Académico de Número a la Academia de Historia Naval y Marítima de Chile, que realizó el autor.   

 

Se trata de una narración en primera persona, que el Comandante Herrera realiza del Contraalmirante de la Armada Don Francisco Sánchez Alvaradejo, en donde este héroe olvidado del Glorioso Combate Naval de Iquique y de la historia de Chile, repasa, en un relato cargado de emotividad y de rigurosidad desde el punto de vista historiográfico, su vida, su participación en el combate del 21 de mayo de 1979 y su carrera posterior hasta el retiro del servicio de la Armada el 25 de octubre de 1904.

Mucho conocemos de los personajes heroicos que participaron en la Gesta de Iquique, pero tal como titula su escrito el Comandante Herrera, es un “enigma histórico” el motivo de por qué se perdió el nombre de tan ilustre marino, que no solo tuvo una activa y heroica participación en el Combate Naval de Iquique, sino que sobrevivió a éste y continuó su carrera en la Armada hasta cumplir, como él mismo relata, algo más de 39 años de servicios en sus filas. Tiempo durante el cual cumplió destinaciones tanto a bordo como en tierra, en el país y en el extranjero, las que inclusive lo llevaron a servir dos veces bajo el mando del recordado Luis Uribe Orrego: como su Segundo Comandante en la “Pilcomayo” (siendo Uribe Capitán de Fragata); y, luego en la Escuadra, cuando Luis Uribe como Contraalmirante fue su Comandante en Jefe y Francisco Sánchez se desempeñó como Mayor General de la Escuadra. Pero es más, es un enigma el motivo de por qué se ha intentado manchar su nombre al crear en torno a su figura, la falsa creencia de que era él y no Luis Uribe el Segundo Comandante de la Esmeralda aquel 21 de mayo y que habría sido relevado de su cargo y hecho prisionero por haber sugerido al Comandante Prat la rendición ante el enemigo.

Bueno, estas son cosas que podremos conversar más adelante en otros aportes al “Bitácora del Socio”, pero por ahora y en honor del Contraalmirante Sánchez y al de todos los Héroes de Iquique en este homenaje que ASOFAR efectúa al cumplirse un nuevo aniversario de la Gesta Naval del 21 de mayo, es que citaré solo una pequeña parte de una extensa carta que nuestro olvidado héroe escribió a su hermano Carlos Sánchez Alvaradejo, el 16 de junio de 1879, mientras estaba aún prisionero en Iquique:

“Muerto el capitán Prat, Uribe tomó su puesto y yo el de Uribe. Nos reunimos luego que fue posible con el teniente Serrano para conferenciar sobre la determinación que debíamos tomar, si echar a pique el buque para evitar derramar más sangre, pues creo que no bajarían de 40 a 50, los muertos y heridos, o continuar combatiendo hasta sucumbir. Resuelto esto último, volvimos a nuestros puestos; pero yo quedé siempre en la batería por ser allí más útiles mis servicios. Era el instructor de la artillería y conocía la gente, y por consiguiente, podía llenar las bajas con los individuos más aptos para las vacantes que quedaban”.

Son muchos los testimonios que conocemos del combate: Está el Parte Oficial de Luis Uribe; las cartas del Guardiamarina Zeggers; las de Wilson, Cabrera Gacitúa o Fernández Vial. En todos estos antecedentes, nunca se insinuó ni la más mínima actuación deshonrosa del aquel entonces Teniente 1° graduado Francisco Sánchez Alvaradejo, tercer oficial de la “Esmeralda”.

El 10 de octubre de 1985, el Comandante en Jefe de la Armada, Almirante Don José Toribio Merino Castro, como una forma de reparación a la memoria del héroe, dispuso el traslado de los restos del Contraalmirante Sánchez desde el Mausoleo de la Familia Valdés en el Cementerio General de Santiago, hasta el Monumento a los Héroes de Iquique de Valparaíso, en donde descansan merecidamente desde ese momento.

Y solo terminar citando el último párrafo del escrito del Comandante Herrera:

“Soy Francisco Segundo Sánches Alvaradejo, Almirante de la República de Chile; un 21 de mayo de 1879 era el tercer oficial a bordo de la “Esmeralda” de Prat, recibimos una orden y la cumplimos hasta que el buque se hundió en las aguas. En la actualidad nadie me recuerda, algún día se hará justicia a mi nombre, soy Francisco Segundo Sánches Alvaradejo.

Autor:

Capitán de Navío OM

Mario Mateluna Morales

 

Fuentes bibliográficas:

  • “Francisco Segundo Sánchez Alvaradejo, enigma histórico”, del Capitán de Fragata Sr. Patricio Herrera López.

http://www.historianaval.cl/publico/publicacion_archivo/publicaciones/7_3.pdf

  • “El Contraalmirante Francisco 2° Sánchez Alvaradejo”, del Capitán de Navío Sr.  Rodrigo Fuenzalida Bade.

https://revistamarina.cl/revistas/1979/4/fuenzalida.pdf

Asociación Gremial de Oficiales de la Armada en Retiro - ASOFAR AG
Esmeralda 1074 - Oficina 401. Valparaíso | Fono:(56-32)2254314